Web Oficial de la Semana Santa de Toledo


Cofradía del Santísimo Cristo de los Ángeles

 

La hermandad actual se formó a partir de un grupo de personas relacionadas con la enseñanza y la Coral Silíceo del Colegio de Nuestra Señora de los Infantes, pensando en agrupar en esta Hermandad a personas de la comunidad educativa aunque no sean exclusivamente de la misma.

Eligieron como titular una imagen del Convento de las Gaitanas gracias al apoyo y entusiasmo de la comunidad de Religiosas, que amablemente cedieron el Cristo supuestamente denominado “de los Cálices”, porque en el retablo figuran dos ángeles que sostienen en su mano una copa para recoger la sangre de Jesús. Como en el retablo figuran cuatro ángeles más, que portan los atributos de la Pasión, se decidió denominar al Titular Santísimo Cristo de los Ángeles. Parece ser que hubo en este Convento una cofradía que sacaba esta imagen procesionalmente el Viernes Santo anteriormente a la contienda civil, pero de sus archivos no queda ningún vestigio.

En la plaza de Zocodover se produce el encuentro frente al Arco de la Sangre del Santísimo Cristo de los Ángeles y el Cristo de la Misericordia y Soledad de los Pobres. En este encuentro se ofrece una oración conjunta por los hermanos de ambas Cofradías. Desde el año 2010 y hasta 2017, al filo de la una de la madrugada del Martes Santo, se producía un nuevo encuentro en la plaza de San Vicente frente al convento de las Gaitanas entre el Santísimo Cristo de los Ángeles y el Santo Cristo del Amor, que va camino de regreso a su sede canónica.

Los Estatutos de esta Cofradía fueron aprobados en noviembre del año 2001. Tiene su sede en el Convento de las religiosas Agustinas de la Inmaculada Concepción (Gaitanas).

Su imagen es un Cristo muerto en la Cruz, del siglo XVII. Talla en madera con rica policromía y paño dorado, de autor anónimo, acompañada de seis ángeles mancebos que portan cálices y los atributos de la Pasión.

El Cristo procesiona sobre carroza articulada para poder sacar la Imagen a la calle, que por su altura no puede salir por la puerta del Convento.

Es muy emotiva la salida del convento de la carroza y la Imagen por separado. A continuación, se coloca la cruz, portada a hombros por los penitentes, en la carroza de forma horizontal, para, a continuación, al repique de tambores, elevarse lentamente, hasta que queda dispuesto para el cortejo procesional. Se reúne gran cantidad de gente para presenciar con gran devoción este ritual.

Los penitentes llevan hábito y verdugo rojo púrpura con escapulario blanco, en cuyo centro va bordado el emblema de San Agustín. Sobre el verdugo, la medalla con la imagen del Cristo. Guante blanco y cinturón negro. Portan antorchas, llevan su propia banda de tambores.


Presidenta
Dª. Mª Ángeles Esteban Muñoz

Consiliario
D. Jaime León Gómez