Web Oficial de la Semana Santa de Toledo


Cofradía Hermandad de Penitentes del Santísimo Cristo del Descendimiento

Fundación

Aunque existen datos sobre la presencia de este Paso en la procesión del Viernes Santo en la segunda mitad del siglo XIX, no será hasta la década de los años 80 del siglo pasado cuando comienza a tomar forma la idea de formar una Cofradía entorno a este conjunto escultórico procedente de la escuela castellana del siglo XVII. El cómo un grupo de personas pequeño en número pero grande en ilusión consiguió materializar en la Ciudad Imperial de aquella años la idea de crear una nueva Cofradía, es algo que solo puede explicarse por la profunda motivación religiosa que guiaba a los fundadores.

Durante los años 2010 y 2011 el mismo artista, procedió a una nueva restauración de la imagen del Cristo, ya que debido a las inclemencias meteorológicas aparecieron en el, algunos desperfectos que en un futuro podían dar lugar a males mayores.

En los años setenta de la centuria pasada el Descendimiento era portado por personas que laboraban en la plaza de abastos de Toledo, razones de penuria económica motivaron a algunos toledanos a tomar el testigo de los anteriores y ofrecerse a procesionar de forma desinteresada. Quiénes fueron y cómo sucedió es algo que debe quedar en ese vaporoso velo de leyenda que envuelve todo en Toledo. Lo que sí puede contarse es que a partir del 12 de noviembre de 1988 la ciudad de Toledo podía presumir de contar con una nueva Cofradía en su Semana Santa que adoptó el nombre de Cofradía-Hermandad de Penitentes del Santísimo Cristo del Descendimiento.

Ya desde su comienzo institucional se detecto la necesidad de restaurar de una forma completa el conjunto de imágenes que componían el paso. Para ello se contacto con diversos artistas y restauradores toledanos. Fue el Sábado Santo del año del Señor de 1990 cuando la Junta Directiva confió al artista y escultor D. Mariano Guerrero Corrales la no difícil empresa de su restauración. El final del proceso, acaecido cuatro años mas tarde, sirvió para poder visualizarse lo que el artista original quiso mostrar con su sueño escultórico.

En los años noventa la Cofradía se vio obligada a salir a su estación penitencial desde otro punto distinto al de su sede canónica en la iglesia mozárabe de las Santas Justa y Rufina por encontrarse esta en restauración.

En su discurrir temporal esta Cofradía ha interiorizado los principios católicos del culto a Nuestro señor y de la Caridad cristiana. Culto a dios por que no hay otra mejor forma de darle gracias por la vida que regala; y Caridad cristiana porque la ayuda al más desfavorecido que surge del corazón eleva a la persona desde su vida terrenal al ámbito espiritual haciéndole mejor.

El Paso

El paso representa la escena del Descendimiento de la Cruz, por parte de José de Arimatea y Nicodemo, que se sitúan a lo alto de las escaleras colocadas tras la Cruz. Uno desclava la mano izquierda el otro sujeta mediante una tela el peso del cuerpo del Redentor.

Al pié de la Cruz, la Madre sujeta o muestra la corona de espinas y el clavo de la derecha de su Hijo. Toda la escena es observada de pie por San Juan que porta el sudario y María Magdalena, que lleva en sus manos una copa con perfume para embalsamar el Cuerpo yaciente.

El Cristo es una talla de madera de autor anónimo, algo menor del tamaño natural y junto a las imágenes de los Santos varones, José de Arimatea y Nicodemo, las tres debían de pertenecer al paso original de escuela castellana del siglo XVII.

Cortejo Procesional

El cortejo procesional de la Cofradía-Hermandad esta constituido por un solo sector, subdividido en tres tramos, los cuales están cerrados mediante una insignia. De esta manea el orden del desfile el siguiente:

Abre el cortejo procesional la Santísima Cruz de cabecera (Cruz de guía) que esta escoltada por dos faroles procesionales; a continuación, hermanos que no han recibido el sacramento de la Comunión en numero que el Maestro de Ceremonias estime oportuno, portando un farol pequeño. Cierra este primer tramo el santo sudario, escoltado por las dos cruces penitenciales pequeñas que son portadas por dos hermanos menores de 18 años.

El segundo tramo comienza con el desfile de penitentes, procurando que vayan distribuidos por orden de altura, todos con su farol correspondiente. Las Cruces Penitenciales situadas donde decida el maestro de Ceremonias. El tramo finaliza con el Estandarte de la Cofradía- Hermandad, escoltado por un par de Cruces penitenciales que al mismo tiempo sirven de limitador entre los hermanos penitentes y los hermanos cargadores.

El último tramo comienza con los turnos de los hermanos, alguno de los cuales podrá ir detrás del Paso a criterio del Maestro de Ceremonias. A continuación el paso de nuestro titular. Posteriormente el acompañamiento musical formado por la Banda de Tambores de la Cofradía- Hermandad.

Después la Presidencia, formada por cinco hermanos. Por último, la Pospresidencia, correspondiente a las representaciones de otras hermandades; el orden que se utilizara para la situación de estas, conforme a la relación de posición, vendrá dado según la antigüedad fundacional de cada una de ellas.

Todos los hermanos visten el hábito de la Hermandad: negro con esclavina y fajín de color hueso; escudo de la cofradía bordado en el fajín y medalla de la Hermandad con la imagen del Titular colgada al cuello por encima de la esclavina.

La sede canónica es la Iglesia mozárabe de las Santas Justa y Rufina de la ciudad de Toledo.

Allá por el año 1869, Gustavo Adolfo Bécquer, fue testigo directo y narrador de la belleza de este pasó por las estrechas calles de Toledo:

(…) las imágenes de las andas se dibujan confusas y asemejan gente vivas que miran y ven con sus ojos de vidrio, causando la impresión de algo que, semejante a la visión del sueño, flota entre el mundo real y el imaginario; el Cristo del Descendimiento, se balancea suspendido en el aire; las ropas de los que lo bajan se agitan al soplo del viento; la ilusión es completa”.

Más información en http://www.descendimientodetoledo.com/


Hermano Mayor
D. José Ramón García Arroyo

Hermano Mayor Honorario
D. Mariano Guerrero Corrales

Consiliario
D. José Antonio Martínez García



Procesiones

Imagen. CRISTO DEL DESCENDIMIENTO

procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/5.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/6.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/4.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/1.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/2.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/3.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar
procesiones/procesion_4/imagen_25/reducidas/7.JPG
Fotografías cedidas por las Cofradías, Periódico DIA y M.A. Olmos • Pulse para agrandar

Lugar de salida y hora de la procesión
Iglesia de las Santas Justa y Rufina. A las 20:15h

Itinerario. Iglesia de las Santas Justa y Rufina, Santa Justa, plaza de San Vicente, Cardenal Lorenzana, Navarro Ledesma, plaza de Amador de los Ríos, Nuncio Viejo, Hombre de Palo, Cuatro Calles, Comercio, plaza de Zocodover (pasando por delante del Cristo de la Sangre), Sillería, Cadenas, plaza de la Ropería, Santa Justa a la Iglesia.


Contacto

junta de cofradías
Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Toledo

Bajada de San Sebastián, 7.
C.P.: 45002 Toledo
Email: info@semanasantatoledo.com