Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración

Fundación

Esta imagen salió en procesión en el año 1928 acompañando a la del Santo Entierro, siendo sus Estatutos aprobados en 1930 por el Cardenal Segura. Y fue la única procesión que recorrió las calles de Toledo en el año 1937.

Su imagen es Cristo muerto en la Cruz, tras haber expirado. Es una talla de madera sin policromar ni barnizar, de tamaño natural, atribuida a la escuela italiana del siglo XVII.

Este Cristo carece de adornos. La Cruz se erige sobre un Calvario en el que se sitúa una calavera va sobre andas realizas en madera, son muy estrechas para poder discurrir por las angostas calles del itinerario.

Los cofrades llevan hábito y capucha negra con cíngulo blanco, y una cruz roja en la parte izquierda del pecho y van rezan las estaciones del Vía Crucis durante el trayecto.

Esta procesión se conoce como la del “Silencio”. En la estación que se reza frente al convento de Santo Domingo el Real, una representación del Capítulo de Caballeros de Cristo Redentor sala al pórtico para entonar el Miserere al Cristo de la Expiración.

Tienen su sede canónica en el Convento de Santo Domingo de Silos “El Antiguo”


Hermano Mayor
D. Francisco Javier González García

Consiliario
D. Javier Salazar Sanchís