Hermandad del Santísimo Cristo de la Vega

Fundación

La primera referencia existente de la Hermandad se remonta al 26 de junio de 1668 en un documento por el que Bernardino Ortiz hace entrega de un depósito con el que dotó de una Corona y otros efectos a la imagen. Pero la referencia histórica más próxima de la Hermandad es de 1883, aunque debió desaparece poco después.

Se refunda en 1929 gracias a D. Emiliano Segura, hermano del entonces Cardenal Segura, y unos vecinos toledanos en principio relacionados en su mayoría con las artes graficas y el periodismo. Sus primeros Estatutos datan del 13 de abril de 1984, aprobados por el Itmo. Sr. Vicario del Arzobispado de Toledo. Los últimos Estatutos están aprobados en el año 2007.

Su imagen es Cristo muerto en la Cruz, con el brazo derecho desclavado del madero. Su origen pudo estar en un grupo escultórico de un Descendimiento, del que han desaparecido las imágenes. La primitiva imagen es de autor desconocido y se encontraba en la basílica ya en el año 1554 según el historiador toledano Francisco de Pisa y fue inspiración de la famosa leyenda “A buen juez mejor testigo” de Zorrilla.

Quemada por los franceses en la guerra de la Independencia, la cabeza se conserva en el convento de San Antonio de Toledo, la actual es una copia fiel de la original, de hay su estilo gótico.

Andas

La imagen va sobre andas de madera con dos cuerpos, alumbrando a la imagen cuatro faroles con cinco brazos cada uno, su peso es 800 Kgs. Siendo portada 20 por Hermanos Cofrades durante todo el recorrido, con los relevos de 10 en cada tramo del recorrido. Acompaña a la imagen su propia banda de tambores y cornetas, compuesta por 20 Hermanos y Hermanas Cofrades, siendo los más jóvenes de la Hermandad.

Visten túnica de color granate con capuz y escapulario blanco, este bordado una corona de espinas y tres clavos. Se ciñe la túnica con un cíngulo amarillo y sobre el pecho cuelga pendiente de un cordón amarillo y granate una medalla con la imagen del Cristo.

Frente a la Puerta del Perdón de la Catedral, los seminaristas toledanos entonan motetes al paso de la imagen del Cristo. Al pasar delante del convento de Santo Domingo el Real, la cofradía del Cristo Redentor sale con su imagen titular al pórtico para recibir a la Hermandad del Cristo de la Vega y cantar el Miserere ante ambas imágenes. Su sede canónica es la antigua basílica de Santa Leocadia, donde se venera la imagen todo el año. En la Semana de Pasión se traslada la imagen a la S. I .C. P., forma parte en Vía Crucis el Lunes Santo, desde donde sale luego en procesión en la primera hora del Viernes Santo, regresando a su basílica.

Historia de esta Hermandad son sus tradicionales Reviernes, de los que se tienen noticias a partir del año 1616 que se celebraban entre los viernes comprendidos entre las pascuas de Resurrección y Pentecostés, en conmemoración de las Siete palabras de Cristo en la Cruz.

Hoy se continúan celebrando los siete reviernes siguientes a la Semana Santa, por la tarde en la Basílica, siendo del interés de la Hermandad y haciendo un gran esfuerzo por mantener viva la tradición religiosa y popular y si es posible dotarla de un mayor esplendor.


Hermano Mayor
D. Pablo Méndez Martín

Hermano Mayor Honorario
D. Francisco González Gómez

Consiliario
D. Daniel Fernández Fernández